Varices en piernas

Las varices son venas superficiales que se han dilatado, principalmente por el mal funcionamiento de las válvulas que hay en su interior. Normalmente estas válvulas aseguran que la sangre fluya siempre de la superficie a la profundidad y de distal a proximal, en dirección al corazón. Hay varias posibles causas por las cuales las válvulas dejan de funcionar en condiciones.

  • Insuficiente fuerza de bombeo de la bomba del gemelo o la bomba plantar. Bipedestación o sedestación prolongada, la persona que no puede andar bien por, por ejemplo, artrosis de la rodilla, atritis de tobillo, metatarsalgia

Ver más

  • Obstrucción en el recorrido de la vena, a causa de, por ejemplo, compresión desde fuera por vestimenta, compresión por algún órgano o vaso cercano (May Thurner, Nutcracker), o por la trombosis en la vena en una localización más cercana al corazón (tvp). Sobrepeso, posturas que comprimen venas a nivel ingle o rodilla
  • Destrucción de la válvula por un proceso inflamatorio secundario a, por ejemplo, una tromboflebitis

El resultado del daño de las válvulas es que la sangre, en vez de subir hacia el corazón, baja de nuevo hacia los tobillos, causando un “atasco” dificultando el retorno venoso por simple cuestión de presión hidrostática. En los estadíos iniciales esto resulta en sensación de pesadez, cansancio, calambres; algo más avanzado causa hinchazón, cambios de color en la piel, eczema, pero llevado al extremo, esta presión puede llegar a ser tan alta que dificulta el riego sanguíneo de la piel, causando úlceras.

Gepkeline Bunschoten
30 Años de innovación

«La Dra. Gepkeline Bunschoten es Cirujana General especializada en el tratamiento de las varices. Licenciada en Medicina por la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica…”

Trabaja como FEA (Facultativo Especialista de Área) en Cirugía General en el Hospital San Juan de Dios de Córdoba…

¿cómo tratar?, siempre en función de la causa:

  • Fallo de la bomba:
    • Si trabajamos de pie o a pasamos muchas horas sentados y no podemos ejercitar suficientemente las bombas, utilizar un apoyo externo: las medias
    • Si tenemos problemas de pisada, por ejemplo, pie plano, usar plantillas
    • Si la artrosis de rodilla nos impide andar: acudir al traumatólogo para tratamiento
    • Elevar las piernas en reposo y hacer ejercicios que activan la musculatura de los pies y los gemelos
  • Obstrucción:
    • El sobrepeso es una forma de obstrucción porque dificulta el retorno venoso, así que es necesario evitar obesidad / sobrepeso llevando una vida activa y dieta sana
    • Evitar ropa que se pueda “clavar” por ejemplo en las ingles o zona poplítea, como son, por ejemplo, vaqueros superajustados
    • Quitar las obstrucciones: mediante estudios con ecodoppler, resonancia magnética o incluso flebografía, se puede localizar la causa y tratarla. Dos causas obstructivas poco conocidas pero muy agradecidas si se tratan bien son los Síndromes de May Thurner y Cascanueces

Ver más

  • Destrucción de las válvulas:
    • Tratamiento preventivo de tromboflebitis con heparinas de bajo peso molecular en situaciones con riesgo, como son intervenciones quirúrgicas, largos periodos de encamamiento, inmovilización de extremidades inferiores con férulas, viajes largos en avión en pacientes con ivc conocida, pacientes con trombofilia, pacientes con cáncer…
    • Tratar las tromboflebitis rápidamente cuando se diagnostican, con medias, heparina, antiinflamatorios y a veces con antibióticos. Si se precisa tratamiento a más largo plazo, se suelen pautar anticoagulantes orales
    • Quitar el segmento de vena con las válvulas dañadas. Esto se puede hacer con las venas superficiales, pero no con las profundas. Cuando el daño está en el sistema venoso profundo, el tratamiento suele ser conservador, con medias, venotónicos, anticoagulantes orales. En casos extremos se recurre a la cirugía, con reparación o sustitución de las válvulas. Estas intervenciones son muy complicadas, con unas tasas de éxito baja y de complicaciones alta. Se realizan solo en centros especializados

Cuando las varices están establecidas, igualmente hay que tratarlas según la causa, su punto de origen y su localización. Siempre hay que buscar el punto de inicio.

Como en casa: de nada sirve “arreglar” la gotera en la primera planta si el problema está en la azotea. Hay que tapar el agujero en la azotea primero, luego se tapará y arreglará lo demás. O, si hay un atasco en el desagüe donde el tubo principal de la casa se une a la red pública, hay que abrir la arqueta en la calle, no insistir con el desatascador en el fregadero de la cocina o el váter.

Tampoco podemos quitar las vías secundarias si la autovía está destrozada: no tendríamos forma de llegar desde los pueblos a la capital. Si el sistema venoso profundo está trombosado, las venas superficiales son nuestra única vía de retorno. O, si parte del sistema venoso profundo está ausente por un defecto de nacimiento, igualmente las venas superficiales son la vía de retorno. Siempre tenemos que asegurarnos que el sistema venoso profundo está permeable antes de tratar varices superficiales.

Eliminación de varices en piernas
Pide tu cita
Escríbenos para concertar una cita con la doctora o llámanos


¿Eres de Compañía?

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad
Aviso de Cookies
Utilizamos cookies de terceros para permitir la navegación por la página web y la utilización de los servicios ofrecidos en ella. Al pulsar el botón "Aceptar" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.